Los aromatizantes para sanitarios portátiles

Se han preguntado alguna vez ¿por qué los baños químicos tienen un líquido color azul? o ¿Por qué tienen diferentes fragancias? ¿Conoces la función que cumplen o los distintos tipos de productos existentes? o ¿Por qué los diferentes tipos de envase y aroma?

En el presente documento, trataremos de entregar la respuesta y además, una breve reseña de cada una de las variedades de productos químicos aromatizantes usados en la industria de los sanitarios portátiles.

Siguiendo la historia de la industria de la sanitización portátil, el uso de las casetas de baños químicos en el mundo civil, obligó al uso de productos que ayudaran a ocultar el mal olor, producto de la descomposición de los residuos orgánicos, como así mismo de evitar verlos en el fondo de los baños. Es así como nacieron los químicos para baños portátiles.

Estos químicos están compuestos principalmente por tres ingredientes:

  • Tinte, hoy en día el color azul es el más común. Cuyo objetivo es ocultar el aspecto de los residuos
  • Fragancia, para enmascarar el mal olor
  • Sanitizantes, para eliminar bacterias que producen el mal olor

Desde sus inicios, y durante décadas, la industria de los baños químicos ha utilizado el formaldehído  para la eliminación de las bacterias en sus estanques. Éste es un potente químico utilizado para preservar muestras de tejidos y cadáveres. Es un producto muy común, y en bajas concentraciones y tiempos de exposición, es un producto innocuo. Estos productos atacan muy eficazmente el mal olor, ya que tienen un trabajo desinfectante potente. Sin embargo, muchas organizaciones mundiales relacionadas a la salud, han determinado que este producto es en sí, un agente que provoca cáncer. Organizaciones como el Instituto de Salud Pública de Chile o el National Cancer Institute de los EE.UU. son ejemplos de esas determinaciones. El uso de productos basados en formaldehído es fácilmente reconocible, ya que éste produce un gas que produce irritación en ojos y vías respiratorias, así como malestares de cabeza inmediatos después de la exposición.

Esto ha obligado a la industria a buscar alternativas menos peligrosas para la salud y el medio ambiente.  Se han creado productos que en lugar de eliminar toda la vida microbiana de los estanques, sólo actúan sobre las bacterias que producen el mal olor. Estos nuevos productos contienen enzimas y microbios no patógenos y son considerados como los de mejor calidad para el medio ambiente. Algunos de estos productos biológicos, incluso pueden acelerar la descomposición de la materia orgánica, incluido el papel higiénico, lo que conlleva a no realizar tantos vaciados de los estanques, lo que ayuda en la preservación del agua.

Aromatizante con bacterías y enzimas

Durante la década de los 90′, aparecen  en el mercado una gran novedad, son los aromatizantes dosificados.  Es decir, se pasa desde un sistema a granel en botellas, a productos donde cada dosis significa un servicio. Los primeros en ser usados fueron las tabletas, teniendo un gran comienzo. Algunos clientes entendieron inmediatamente esta nueva forma de presentar el producto, y les encantó. Básicamente por que se mejoran los costos originados de las mermas, se sabe exactamente la cantidad de producto a usar para cada servicio, se evitan los costos de lavado de botellas vacías, se disminuyen los costos de transporte y se garantiza una calidad uniforme a los clientes.

Con el tiempo aparecieron productos en sachets autosolubes. En este caso la fragancia que tiene presentación de aceite, se aglomera en un polímero que absorbe ese aceite, liberándolo en el contacto con el agua. Lo mismo sucede con el tinte. Estos sachets, son básicamente cubiertas de PVA o papel, fabricados especialmente para contener estos productos.  Muy cómodos, porque se arrojan al estanque y el operario se olvida de cualquier residuo. Una de sus desventajas, es que pueden ser afectados en su calidad en el contacto con el aire, ya sea por la humedad o pérdida natural de la fragancia por evaporación.

Aromatizante dosificado en polvo
Aromatizante dosificado en polvo

Otro de los nuevos productos, y el con mayor aceptación entre las empresas que prestan los servicios de arriendo de baños químicos, son los líquidos en bolsitas. Estos productos al igual que los sachets autosolubres, producen muchos beneficios en el control de costos y calidad de los servicios. Al ser en formato líquido, su potencia en fragancia es mayor que en la de sus homólogos de polvo. No pierden la propiedad aromatizante en el tiempo, ya que su envoltorio son herméticos. Su punto débil se manifiesta en que genera un residuo plástico, aunque mucho menor que en el caso de los productos a granel.

Uno de los puntos más importantes en el uso del producto óptimo, es comprender que no existe un producto aromatizante para uso universal. Entonces hay que comprender como funcionan y que variables afecta a estos productos químicos.

El primer factor a considerar es la temperatura. Recordemos que las fragancias son aceites que cubren con una película la superficie del estanque que contiene agua. Al evaporarse el agua, la fragancia comienza también en ese proceso. A mayor temperatura, mayor evaporación y por tanto pérdida más rápida de la fragancia. Entonces, ¿es bueno sentir mucha fragancia en un baño químico recién preparado para un servicio? La respuesta es no, al igual que los perfumes, hay que buscar productos con mayor fijación y no con tanta evaporación. Por el contrario. a bajas temperaturas, la evaporación es casi inexistente o nula (cuando es bajo 0°C). En este caso productos sin aditivos y sólo con fragancia, se vuelven inoperantes. En estos casos, una buena solución (altas y bajas temperaturas), son los productos que contengan Amonío Cuaternario, que al ser un producto sanitizante, debe ser utilizado con el cuidado respectivo.

Liquido Concentrado
Liquido Concentrado

Otra variable importante es la frecuencia con que se realizan los servicios de aseos a los baños químicos. Mientras más distanciados sean, se deberá usar productos con mayor concentración de fragancia. En los productos a granel, esto se logra aplicando mayor cantidad de producto y en el caso de los productos dosificados, elegir la versión o nivel que tenga mayor cantidad de fragancia. Elegir bien, significa dar un mejor servicio, menos reclamos y por lo tanto un cliente más felíz.

Por último señalar que existe una gran variedad de marcas y aromas. Éstos últimos no sólo se presentan en variedades para las diferentes preferencias entre los usuarios, sino que también para evitar la conocida Saturación o Adaptación Olfativa. Tema algo desconocido y muchas veces no menor, de cómo las personas se “acostumbran” a los olores. Cómo esto afecta la elección de nuestros productos, lo pueden ver en el siguiente enlace. “Adaptación olfativa y los baños químicos

En resumen, la evolución de los productos aromatizantes para la industria de la sanitización portátil ha ido evolucionando desde la eliminación total del mal olor, al encubrimiento y tratamiento del mismo. Ésto por la preocupación que hoy tenemos en materia de salud y medio ambiente. No es aconsejable usar un mismo producto para todas las ocasiones.

El presente texto es sólo una breve reseña, como especialistas en la industria de la sanitización portátil, estaremos felices de poder asesorar a quienes estén interesados y quieran realizar consultas más técnicas las respecto. Nuestro catálogo de productos lo pueden encontrar en el siguiente vínculo: “Aromatizantes Easyhub“, donde podrán además ver todos los productos complementarios.

Nosotros

Easyhub es la empresa distribuidora de productos y soluciones para la industria de la sanitización portátil más importante de América Latina. Contamos con el mayor abanico de marcas, modelos y productos.
Representantes oficiales de marcas como Armal. Five Peaks, Polyjohn y Walex. Y miembro de la Portable Sanitation Association International (PSAI).

Novedades
Suscribete a nuestro newsletter para recibir novedades en tu email.

easyhub logo
© easyhub | Todos los derechos son reservados.
Powered by Chilered
certificaciones